Prehistoria

Empleo de las plantas medicinales de San Pedro Lagunillas

 

Los primeros habitantes

En 1590, en su obra “Historia Natural y Moral de Indias”, José de Acosta conjeturó que América fue poblada por inmigrantes que llegaron desde Asia aprovechando alguna región donde ambos continentes se acercaban por el norte, cuando aún no se descubría el estrecho de Bering. Existe una fuerte evidencia genética que apoya esta teoría, aunque existen también hallazgos de que hubo otras rutas por donde los primeros pobladores llegaron a este continente.

Paso por el estrecho de bering

Hace unos 17000 años, el planeta Tierra entró en una era de Hielo que cubrió de hielo y nieve la mitad del Hemisferio terrestre, y Estados unidos Canadá, Europa y Siberia estaban cubiertos de nieve. Los primeros hombres que entraron por Norteamérica se supone que caminaron por el estrecho de Behring, que estaba congelado y permitía camnar sobre él.

Hace unos 4000 años a.C. los habitantes de Mesoamérica eran todos cazadores, andaban errantes subsistiendo de la caza y la recolección. Sus vestiduras eran de pieles, vivían en cuevas o en tiendas de campaña hechas con pieles de mamut, que movían de un lugar a otro porque no podían quedarse en un solo lugar demasiado tiempo, si la caza escaseaba, y debido a que eran pocos pobladores, podían ir de acá a allá donde mejor estuviera la caza y la cosecha de acuerdo a la estación.

Por ello es que no edificaron grandes ciudades ni poderosas ciudades fortificadas en este lugar del mundo, aún cuando ya en el Medio Oriente se creaban grandes imperios y avanzadas civilizaciones con avanzados sistemas de escritura, escultura y arquitectura.

Cazaban mamuts y otros mamíferos grandes que hoy están extintos quizá debido a una caza excesiva, ya que como sabemos, la actividad del hombre en busca de satisfacer sus necesidades y aún más que eso, ha causado gran daño al medio ambiente y los animales que lo habitan.

Caza de mamuts Clovis

En Matanchén, Nayarit, se han encontrado montículos de conchas que evidencian la actividad humana que ya se desarrollaba aquí, con una antigüedad de hace unos 3,000 años. También se han encontrado huesos gigantescos de animales, que no han sido estudiados, pero que han quedado en la memoria de quienes los han encontrado y los relatos se han pasado de padres a hijos, generación tras generación.

Esta región, montañosa, volcánica, abrupta, lluviosa y húmeda en exceso, no debió ser un lugar propicio ni atractivo para los primeros habitantes de mesoamérica, a menos que buscaran refugio de otras tribus invasoras, como se comprobó durante el tiempo de la conquista española.

Aztlán - Chicomoztoc

Siete cuevas

Cuenta una leyenda azteca que 130 años después de la creación del quinto sol, salieron los aztecas de Chicomóstoc --lugar de las Siete Cuevas--, de donde partieron junto a los xochimilca, los chalca, los cuitlahuaca, los de Tacuba, Coyohuacan, Azcapotzalco y Culhuacan.

De Aztlan --lugar de las Garzas--, localizado posiblemente en el occidente de México, en Nayarit, fue de donde partieron los aztecas o mexicanos, uniéndose a las tribus anteriores en Culhuacan, lugar donde recibieron por dios a Huitzilopochtli (Colibrí zurdo), que les daba consejos. Iniciaron su peregrinación en el año "Ce Técpatl" desde principios del siglo XII de la Era Cristiana, en busca de la Tierra prometida por su dios tutelar: una zona pantanosa en la cual estuviera un nopal sobre una roca y sobre él una águila devorando una serpiente.

En su peregrinación en la búsqueda de la tierra prometida, y como eran invasores, belicosos y ambiciosos, tuvieron que librar guerras contra las tribus que hallaban a su paso. En esta región de San Pedro Lagunillas, dejaron varios pueblos entre los cuales se cuenta Ximochoque - la cual es palabra de origen otomí, que es la lengua que hablaban los habitantes de esta región antes de la llegada de los aztecas.

En esta región vivían los tecoxquines, grupo indígena que dejó amplia evidencia de su existencia en hermosos petroglíficos que tienen un parecido casi idéntico con los petroglíficos de ciertas tribus norteamericanas. Entre a este sitio para leer más sobre los tecoxquines (no hay información en español).

 

Enlace natural

Existe una cura natural para el insomnio y la depresión